Soluciones profesionales
Página principal
Compresores portátiles
Compresores estacionarios
Soluciones profesionales
De tornillo fijos
Compresores estacionarios
De tornillo fijos
De tornillo fijos
De tornillo fijos
Compresores de tornillo
Soluciones profesionales
Compresores de tornillo
Compresores de tornillo
Compresores de tornillo
Diseño especial
Soluciones profesionales
Diseño especial
Diseño especial
Soluciones profesionales
Soluciones profesionales
Página principal

Todos los usos del compresor de aire

¿Para qué sirve el aire comprimido?

En el mundo en el que vivimos, el funcionamiento de un compresor ocurre con más frecuencia de lo que podrías pensar. Hay muchas aplicaciones posibles, tanto en el hogar como para el mantenimiento y el bricolaje, tanto en contextos profesionales como industriales.

Casi todos están familiarizados con el pequeño compresor que se encuentra en casi todos los garajes y estaciones de servicio. Uso del compresor para inflar ruedasLas bicicletas y los automóviles son sin duda los más conocidos, y hacen del aire comprimido un recurso esencial para el sistema de transporte en el que se basa la sociedad contemporánea. Sin embargo, los usos comunes del compresor no están limitados en absoluto a la inflación y el reemplazo de neumáticos para vehículos de dos o cuatro ruedas. ¿Sabías, por ejemplo, que hay un compresor incluso en tu refrigerador y en el sistema de aire acondicionado de tu hogar?

Si el aire comprimido está en casi todas partes, no es una coincidencia: las ventajas que ofrece la elección del aire comprimido como fuente de energía varían.

Aplicaciones domésticas, profesionales e industriales.

Obviamente, hay tantos tipos de compresores como áreas de uso de aire comprimido generadas por esta máquina. Sin embargo, las dos configuraciones principales son los de compresores de pistón o compresores alternativos y compresores rotativos o compresores de tornillo. Ambos tipos se dividen en una amplia gama de modelos, que van desde los de tamaño pequeño y baja presión de operación, con un tanque suficiente para almacenar aire para inflar los neumáticos, hasta sistemas de aire comprimido capaces de garantizar el funcionamiento de una planta completa. De la producción industrial. En la imaginación común, el compresor de antonomasia es el compresor de pistón, en la configuración horizontal típica, portátil con ruedas y manija (compresor con ruedas), pero también puedes encontrar compresores estacionarios, con tanque vertical, doble tanque y existe una diferencia adicional entre los modelos coaxiales con transmisión directa y los compresores de correa, a su vez disponibles con tecnología de una o dos etapas.

Para cada tipo de compresor su ámbito de uso

Volviendo a las áreas de aplicación, los compresores se pueden agrupar en tres grandes subconjuntos:

  1. Compresores para uso profesional y semiprofesional: se utilizan para fines domésticos, como realizar diversos trabajos de mantenimiento, inflar ruedas, botes y alfombrillas y operar accesorios neumáticos, como pistolas de clavos, destornilladores y grapadoras neumáticas.
  2. Compresores para uso profesional, que aseguran mayor potencia y flujo de aire comprimido. Por lo general, son máquinas de correa de dos etapas o compresores de tornillo rotativo.
  3. Compresores industriales: son aquellos que suministran plantas de producción u ofrecen una fuente confiable de energía para astilleros y plataformas petroleras. Diseñados para proporcionar un flujo constante de aire comprimido durante largos períodos de tiempo, están construidos con componentes de alta calidad que permiten la personalización según el contexto específico, a fin de mejorar el rendimiento, la eficiencia energética y la confiabilidad.

Aire comprimido para aplicaciones profesionales y semiprofesionales

Desde aplicaciones de pequeña escala hasta extensas aplicaciones industriales, el aire comprimido es indispensable para muchas empresas. Muchas empresas encuentran en el aire comprimido la fuente de energía en la que pueden confiar para alimentar operaciones específicas del área, mientras que las pequeñas empresas aceleran varias operaciones y pueden ofrecer un servicio más rápido y más preciso gracias al uso de un compresor, ya sea para inflar los neumáticos o para realizar trabajos más complejos y exigentes. La aplicación más común de los compresores de pistón semiprofesionales es operar accesorios neumáticos. Estas herramientas de aire comprimido se prefieren a sus equivalentes eléctricos porque son más livianas y seguras. De hecho, las herramientas eléctricas generan calor durante el uso y pueden sobrecalentarse o provocar cortocircuitos si se usan continuamente. Los instrumentos de aire comprimido han reemplazado gradualmente los eléctricos, especialmente en la industria de la construcción. La gama de sectores profesionales que hace uso del aire comprimido para proporcionar su servicio al cliente incluye talleres de reparación grandes y pequeños, talleres de reparación y talleres de carrocería, laboratorios de artesanía, consultorios dentales y actividades recreativas como parques de atracciones y parques temáticos.

¡El aire comprimido incluso te sigue al dentista y está presente detrás de los mecanismos de cañones de nieve utilizados en las pistas de esquí y en los sets de filmación! Aquí hay una lista de los usos más comunes del compresor de aire para pequeñas y medianas empresas:

  • Compresor para pintar la carrocería de automóviles y motocicletas.
  • Compresor para arenado de madera, en taller mecánico o plantas de producción.
  • Suministro de diversas herramientas neumáticas en un taller de automoción.
  • Compresor para disparar nieve artificial en las pistas de esquí o en la industria del entretenimiento.
  • Compresor para pistola neumática de clavos.
  • Compresor para servicios médicos y dentales.
  • Compresor para taladros y martillos neumáticos en obras de construcción.
  • Compresor para chorro de agua y pistola de lavado de coches y maquinaria.